Por Jorge Ibarra el 23 de Junio del 2013

Jua 10:27-30  Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,  (28)  y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.  (29)  Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.  (30)  Yo y el Padre uno somos.

Descargar

[audio:http://www.graciaypaz.org.mx/audios/230613.mp3]